dimecres, 17 de febrer de 2010

Haití

Haiti


Una vegada més la Maritxu és a Sâo Felix visitant al bisbe Pere Casaldàliga, Des d'allà m'ha enviat aquest poema, fruit de la seva reflexió i del dolor pel drama que viu el poble d'Haití. Amb el seu permís publico aquesta poesia.


Se concibió en ti
          pueblo pobre
          pueblo negro
la noche más larga.


Una astuta palidez tembló tu tierra
vomitó sangre
y regando las entrañas de muerte
sepultó pueblos y gentes
y abrió un tajo también
          en nuestras almas.

        ¡Una luna iluminaba la hoz
              que segaría tu historia!

Y al beber el alba
bebiste también dolor de cremación
violación silenciosa
que incineraba de nuevo
voz y memoria
como tantas veces a lo largo de tu historia.

Arrodillado llorando orfandad
tu vientre parió calvario
y un viento amargo cegó tus labios
para siempre.

Pueblo negro
          pueblo Haitiano
solidariamente
abrazados a tu humanidad hecha cenizas
          hoy lloramos.

Junto a tus niños de ojos calcinados
          rezaremos.

Tejiéndonos en tu historia
          pueblo pobre
          pueblo negro
          pueblo Haitiano
caminaremos como hermanos
a pié de tiempo
en solidaria memoria
en esperanza nueva.

                                                      Maritxu